miércoles, 10 de octubre de 2012

Hígado frito con cebolla

Hay mucha gente que oye la palabra "hígado" y sale corriendo... Y yo digo que eso es porque no lo habéis comido así :-)


Ingredientes:
250gr. hígado de cerdo
1 cebolla grande (o 2 medianas)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:
Corta el hígado en trozos y reserva. Pela la cebolla y pícala, aunque no muy pequeña.

Pon aceite en una sartén (6 cucharadas) y sofríe la cebolla con un poco de sal. Cuando esté casi pochada, incorpora el hígado y déjalo freír bien, hasta que esté tostado. Acompaña con un buen pan para mojar en ese aceite y sirve caliente o templado, como prefieras.


Consejos:
- Si fríes bastante tiempo el hígado y lo dejas tostado, como te digo, pierde ese sabor tan fuerte que a algunos disgusta.
- Incorporando una buena salsa de tomate frito a este hígado con cebolla, tienes una salsa para macarrones de auténtico lujo.

2 comentarios:

  1. Hola Elena!

    Si lo fries con unos ajitos y alguna cayena, está de muerte como aperitivo!

    Besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!

      Una idea estupenda. Me la anoto.

      Un beso.

      Eliminar