viernes, 5 de julio de 2013

Idea de menú para una reunión de amigos (I)

Estos días son dados a reunirse con amigos y familiares, y en nuestra cultura la comida es más que una necesidad, es un acto social. Todo lo celebramos comiendo y bebiendo. Como lo importante de esas reuniones es disfrutar de la compañía y de ese buen rato (y quien pueda del buen tiempo), os traigo una selección de recetas tradicionales que encontraréis en el blog y que podéis tener hechas con antelación con el fin de que no os perdáis detalle de las risas y conversaciones. Y si podéis hacerlo al aire libre en el campo, la playa o la montaña, seguro que os sabe mucho mejor.

Si lo planteas como un bufé, donde cada uno se sirve, será mucho más fácil la tarea, sobre todo si sois muchos. Hoy día puedes encontrar muchos vasitos, platos, cuencos, individuales y desechables en muchos supermercados: hay algunos muy bonitos y tienen un precio más que razonable. Yo los prefiero si somos muchos, porque permite que cada uno se sirva y puedes recoger después de la fiesta mucho más rápidamente.  

Para empezar, algo de picoteo que acompañe la primera cerveza, como unas almendras fritas, unos garbanzos especiadosun dip de berenjena asada o un dip de aguacate.









Puedes comenzar la comida/cena con una sopa fría. La más típica es el gazpacho. Si la presentas en una jarra, permitirás que todos se sirvan. Recuerda que lo puedes acompañar con trocitos de verduras o taquitos de jamón.


Los pastelitos salados de hojaldre son muy resultones. Aquí te traigo dos: uno con zarangollo (un revuelto de calabacín y huevo típico de Murcia) y otro de pollo y queso Brie. Puedes colocarlos en unas bandejas.


Las ensaladas siempre empiezan y/o acompañan bien cualquier comida. Una opción fresquita y que puedes hacer con antelación es una ensaladilla de marisco, conservada en el frigorífico y tapada con papel film hasta el momento de servir, seguro que no defrauda. Puedes hacer una fuente grande, bien bonita, y que cada uno se sirva al gusto.

         

Un indispensable en nuestras cocinas es la tortilla de patatas. A mí me gusta mucho más con cebolla, pero siempre puedes preparar dos, una con y otra sin, y así tienes la seguridad de que todos saldrán contentos. Si las presentas cortadas en cuadraditos de ración y pinchados con un palillo, facilitarás la tarea a los comensales.




Una empanada es otra buena opción. Se puede tener hecha incluso el día anterior, y no conozco a nadie que diga que no a un trocito. Aquí os propongo mi empanada murciana, que cortada igual que la tortilla permite que cada uno tome lo que quiera (o bien puedes hacerlas individuales, y entonces problema resuelto).


Y de postre, ¿qué tal un poco de queso con fruta? Puedes jugar con los colores de la fruta de temporada y presentar un bonito plato de fruta ya limpia y cortada, y añadir unos frutos secos y unas frutas secas, y unos trocitos de queso con unos panecillos dulces. Variedad de gustos. 


¿O prefieres un helado? Es el único plato que te propongo que debe ser servido al momento, pero estamos al final de la celebración y la familia y amigos siempre merecen un último esfuerzo, ¿no creéis? 


¡Buen provecho! ¡Que disfrutéis!


3 comentarios:

  1. Muy buenas propuestas, Elena, tiene que estar todo riquísimo. ¡Me entra gula viendo tanta cosa rica junta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus propuestas. Eso sí, lo de las frutas de queso, me lo ahorro y me quedo con el helado, que a mi el queso no me gusta, jaja.
    Tus amigos deben estar encantados si siempre les preparas un menú así.
    Un besazo

    ResponderEliminar